Obsidian Kingdom – Mantiis (2012)

No es fácil a día de hoy lo que ha logrado este quinteto de Barcelona: sorprender y destacar dentro de un género tan saturado como es el “metal progresivo” con su primera larga duración es algo al alcance de pocos. Y lo que debe ser aún más complicado, llamar mi atención practicando un género que considero que cada año carece más de emoción y languidece limitándose casi en exclusiva a añadir efectos o acabados retro a cualquier género habido y por haber desde principios de los años 90. Todo muy bonito pero con poco fondo.

Su primera larga duración, Mantiis, se desmarca del black metal progresivo que venían practicando en el EP 3:11 para abrir de forma drástica su abanico de influencias. En forma de un único corte dividido en 14 movimientos la banda juega con interludios ulverianos de tintes más electrónicos para entrelazar fragmentos más acústicos con con arranques metaleros como si de los últimos Porcupine Tree se tratasen. Quizá sea esta la mayor virtud de Mantiis, la sencillez y naturalidad con la que la banda cambia de un sonido a otro, arropados por una ambientación más moderna, urbana y nocturna, con mucho más poso de discos como Perdition City que In The Court of the Crimson King, lo cual siempre es de agradecer (con todo el respeto y el cariño posible hacia King Crimson). Momentos íntimos en los que el saxo firma uno de los momentos más bellos del disco y un elegantísimo trabajo de sintetizadores en todo momento añadiendo detalles que ponen la guinda a un trabajo en el que, si bien la banda deja claro desde el principio que no ofrece nada nuevo, sí tocan con una frescura que echaba de menos y sin ningún tipo de tapujos para moverse entre tantos mundos en principio distintos.

A su favor juegan también la producción (moderna y bastante nítida, un poco alta de volumen para mi gusto pero sin ser esto del todo molesto) y el apartado visual de la banda, muy sobrio y efectivo. En su contra creo que juega un poco la propia decisión de partida de hacer un disco en forma de un único tema de larga extensión. A veces parece que determinadas secciones piden a gritos un poco más de desarrollo y consistencia como temas independientes en lugar de tantísimo vaivén de cambios de ritmo, registro e incluso género. Tampoco tiene esto que preocuparles en exceso, bandas más grandes han caído en la misma trampa (The Incident sin ir más lejos adolecía de los mismos excesos y era un excelente disco) y no lastra en absoluto el conjunto. Simplemente creo que podían haber buscado esa sensación de estar escuchando un único tema con muchísima más cohesión interna entre sus partes.

En definitiva, un excelente disco, entretenido y muy variado, con mucha garra y que engancha desde el primer momento. A ratos misterioso y emotivo, a ratos más agresivo y metálico, juega muy bien con los contrastes y con la fusión de estilos. No tienen nada que envidiar a bandas de renombre y más extensa carrera, y no lo digo porque sean españoles. Que tu primer disco sea bastante más interesante que el de muchos de los supuestos pilares del género debería ser suficiente.

El disco se puede descargar de forma gratuita desde el bandcamp de Obsdian Kingdom.

Nota: 8

Escucha este disco en…

Escucha el disco en Bancamp