Primavera Sound 2015: Miércoles y Jueves (1ª parte)

IMG_2012

Uno año más acudimos a la cita de referencia: Primavera Sound, rey de los festivales españoles y miembro de la más alta nobleza en el ámbito internacional en lo que a la música alternativa se refiere. Pocos cambios (o poco relevantes) con respecto a 2014, lo que al final se traduce en una valoración alta o muy alta. Si bien los cabezas de cartel no tenían el suficiente atractivo que años atrás —como diría nuestro Psichoboy “¿que coño pintan Interpol? ¿Estamos en 2002?”, lo cual también podría ser extrapolable a The Strokes— en general los nombres de letras más pequeñas cumplieron con creces. En cuanto a la organización, como siempre, altos estándares si bien tenemos que poner el punto negativo en la gestión del Hidden Stage y la utilización del Auditori, los cuales obligaban a realizar reservas que en algunos casos, supusieron dificultades bastante importantes para poder disfrutar de sus conciertos.

Ahora vamos a contar verdades

Dejadme que os cuente que es lo que más me gusta del Primavera Sound como festival: permite tomar el pulso en bloque a la escena musical alternativa, sacando a la calle sus verdades o sus mentiras. Le quitamos las máscaras a los hypes y a los nuevos profetas del hipsterismo, bendecimos o maldecimos las reagrupaciones de bandas míticas y ponemos en su sitio a los artistas revelación del “mass media” underground. El directo, en este caso a través de un programa extenso y diverso, nos revela todo aquello que tratamos de defender o criticar tomando como única referencia los productos discográficos, y las sorpresas —tanto para bien como para mal— están a la orden del día.

Nota del editor 1: Los comentarios sobre las actuaciones están escritos por Remem0rama (R) y por Tharandur (T).

Nota del editor 2: Todas las ilustraciones pertenecen al colectivo Primavera Graphic Sound, disponibles en la página web oficial de Primavera Sound.

Miércoles

OMD

T: Aprovechando que pasamos a la hora que tocaban a por las pulseras, nos dimos una vuelta a ver que tal. Actuación y música casposísima (en el peor sentido), con unas tonadas que evocaban temas tan dispares como “Eurovisión”, “programa de Jose Luis Moreno” o “VIH en los 80s”. No duramos demasiado.

The Suicide Of Western Culture

T: Aunque tocaban a día siguiente en el Fórum, aprovechamos para ver a este dúo de electrónica barcelonés en el calorcito de una sala. La banda no decepcionó y sorprendieron a casi todo el mundo con una buena dosis de zapatilla. Aún sonando a ellos mismos, su directo me recordó bastante al de Fuck Buttons sin los momentos de trance.

Nancy Whang (DJ Set)

T: A posteriori he descubierto que esta chica ha sido parte de LCD Soundsystem, lo cuál puede explicar qué pintaba allí, pero se dedicó básicamente a pinchar temas de electrónica/soul sin demasiada gracia. De hecho daba la sensación de estar poniendo un tema tras otro mientras hacía el chorra con los controles y los platos para justificar el sueldo.

Jueves

Perro

T: Somos muy fans de Perro y su Tiene Bacalao, Tiene Melodía y allí estuvimos viendo como estrenaron el Parc del Fórum con un concierto muy divertido con sus bailables y pegadizas melodías. Les tocaba una hora y un escenario un tanto complicados para conectar con el público y aún así hubo bastante bailoteo en las primeras filas. Buen Perro (baaadaaamm tsssss).

Exxasens

Exxasens

T: Vi con sorpresa y alegría que tocasen en el Primavera Sound, y a lo mejor estos chicos lo están petando más de lo que pensaba viendo el público que se congregó para verlos (nada escándaloso, pero muy buena afluencia). Sonaron bien, tocan muy bien, pero quizás les haga falta algún músico más para llegar al sonido del disco. Aún así, muy solventes.

R: Los catalanes son un grupo solvente y eficaz en directo, pero tampoco se complican buscando la creatividad, la tecnicidad o nada que no haya sido explorado anteriormente por God Is An Astronaut. Aún así, emoticono sonriente.

Viet Cong

T: Una de las grandes decepciones del Primavera de este año. Quizás el viento afectó al sonido y no les ayudó, pero me parecieron muy apáticos y planos, aparte de que los temas perdían bastantes matices en directo. Me gusta bastante su debut, pero no aguante a verlos enteros. ¿Típico caso de banda hypeada por la prensa y que tienen pocas tablas encima del escenario? Desde luego que salí de Pitchfork con esa sensación.

Benjamin Booker

Benjamin BookerR: Seguramente sea algo inconsciente, pero el joven rock’n’rollero se ha buscando unos referentes que quedarían demasiado altos a cualquier músico actual. Contemplamos su actuación visualizando a los mitos de los años 50 y es complicado hacer pié. Aún así Booker hizo disfrutar y bailar al público. Lo más negativo: me faltan más temas para crear un setlist potente que seguramente con el tiempo llegarán. La recta final del concierto fue mucho ruido y pocas nueces. Hubiera aprovechado más al 100% cada minuto de la actuación, aunque hubiera sido para cascarse alguna versión.

The Replacements

Replacements

R: Unos señores entrados en años pero que gozan un vigor excepcional en el escenario. Todavía retienen el verdadero sabor del punk-rock. Buen surtido de temazos y una propuesta desengrasante y accesible.

Antony & The Johnsons

AnthonyR: Por fortuna vi una buena parte del concierto en primera fila y fue la primera actuación que realmente me impactó. Engalanado de blanco níveo y rodeado de L’Orchestra Sinfònica de Barcelona, Antony reinterpretó sus temas con una intensidad renovada. Su técnica vocal es encomiable, perfecta, y ante mis ojos es un artista de los de verdad. Como contrapunto a la sobresaliente actuación hay que reseñar la proyección de una película oriental totalmente sui generis y perturbadora que nos impidió disfrutar con plenitud de las sensaciones de su bella música.

The Thurston Moore Band

Thurston MooreT: Thurston Moore (Sonic Youth) fue bien acompañado al Primavera Sound: entre otros con Steve Shelley (también Sonic Youth) y Debbie Googe (My Bloody Valentine), y se marcaron un señor concierto donde demostraron ser todos unos veteranos del directo, donde clavaron absolutamente todo y mostraron una compenetración perfecta. Viendo el estado de forma de esta gente le da a uno por fantasear con una vuelta de Sonic Youth así de gloriosa.

Mineral

MineralT: No pudimos quedarnos todo lo que hubiésemos querido en el concierto, pero la parte del setlist que pudimos ver fue bien bonita y todo sonaba en su sitio (aunque quizás faltaba un pelín de detalle, parecido a lo que les pasó a Viet Cong pero no tan exagerado).

Brand New

Brand NewT: Vaya con estos chicos. Setlist muy variado que el público (mayormente extranjero) no dudó en corear casi de principio a fin. Ellos respondieron con una ejecución prácticamente perfecta y enérgica, donde destacó la enorme labor de su cantante. Unos auténticos fieras en directo a los que casi nada hay que objetar (quizás lo poco necesario de las dos baterías, recurso que parece que últimamente es tendencia).

R: Con el corazón partido por la gran actuación que estaba teniendo Anthony & The Jonhsons, nos movimos al “escenario del ruido” para disfrutar de otra de las bandas más esperadas del festival. Como esperábamos, Brand New fueron unos tipos histriónicos, a tope de energía sobre el escenario, que tocaban fuerte sobre un fondo oscuro, y que descerrajaron temas que sobre en papel están entre el 8 y el 10. Nadie podía salir mal, ni salió. Son un grupazo.

Tyler, The Creator

TylerT: Tras Brand New pudimos ver las 3 o últimas 4 canciones del bueno de Tyler y no parecía estar sonando especialmente bien. A lo mejor adelante se vivía de otra manera, pero por muchos saltos que diese Tyler a los temas parecía faltarle medio hervor. Tampoco ayudaban los cortes en las canciones para que el público corease.

The Black Keys

The Black KeysR: No me esperaba demasiado y por lo tanto no puedo decir que me sintiera decepcionado. Obviando el tema del cuñadismo internacional que supo congregar su concierto (corrillos de gente a su bola por doquier, que solo reaccionaban frente a los singles, para los cuales coreaban riffs o líneas melódicas ), la interpretación no fue ni vigorosa ni cuidada en cuanto al sonido. Cerrando con Little Black Submarines deberían hacer echar chispas de los corazones del público y aún así quedó la sensación de que faltó algo.

James Blake

James BlakeR: Es difícil lidiar con las canciones más lentas, intimistas y sensibles a esas alturas de la noche, por lo que a pesar de la precisa y maravillosa voz del británico, los temas que mejor funcionaron fueron los que nos golpeaban con las bases y los graves. Temas como Retrograde deberían formar parte de un Top 10 de temas que definirían PS15. Durante días resonará en nuestras cabezas.

Sunn O)))

Sunn O)))T: Iba con mucha curiosidad (y hasta expectación) por ver el show de Sunn O))) y para nada salí decepcionado. Más cercano a la performance que al concierto al uso, el humo y el Ruido (sí, así en mayúsculas) se apoderaron del ATP en una suerte de ritual en el que parecía invocarse algún tipo de ente falto de buenas intenciones. Gran parte de su éxito recae en la presencia y el variado trabajo vocal de Attila Csihar, ataviado al principio con una túnica como sus compañeros para luego enfundarse una especie de traje de espejos con una grotesca corona de esquirlas. A mi desde luego me conquistaron con su malsana y única atmósfera.

Electric Wizard

Electric WizardT: Nunca los había visto en directo, pero era tan malas las referencias que tenía de todo el mundo sobre el directo de Electric Wizard que iba al ADIDAS Originals con cautela. Una vez allí me encontré con una banda que sonaba realmente compacta, con unos riffs verdaderamente gordos y proyecciones basadas en pelis casposas de terror, más que adecuadas para su doom stoner fumeta. Un conciertazo del que casi salí desnucado con tanto movimiento de cabeza.